De la calle – Gerardo Tort, 2001

https://i0.wp.com/img.peliculasmas.com/wp-content/uploads/2011/02/De_La_Calle.jpg

De la calle

 

México, 2001

Director: Gerardo Tort

Género: Drama social

Guión: Jesús González Dávila

Intérpretes: Luis Fernando Peña (Rufino), Maya Zapata (Xóchitl)

Música: Diego Herrera

 

Argumento

Rufino es un adolescente que malvive en una barriada pobre de México DF junto a su madre, cuyo amante es un corrupto y agresivo agente de policía llamado Ochoa que trafica con pequeñas cantidades de cocaína. La novia de Rufino responde al azteca nombre de Xóchitl, ésta asimismo reside con su madre (y además con su pequeño hijo de una relación anterior) en un destartalado tugurio del extrarradio. Niños que esnifan pegamento, fuman porros, beben alcohol y viven en las alcantarillas componen las amistades de la joven pareja. Cansado de esa vida miserable, Rufino propone a Xóchitl escapar de la ciudad, marcharse hacia la costa. El joven desea además conocer antes a su padre, quien sigue vivo en otra parte de la ciudad y que al parecer se dedicó a la lucha libre. Unos amigos de Rufino realizan un atraco en un establecimiento de la barriada donde Xóchitl trabaja ayudando al tendero. Rápidamente aparecen agentes de la policía, entre ellos el corrosivo Ochoa. Tras el fallido golpe, los compinches de Rufino acusan del fiasco al que les había propuesto el atraco; un individuo que vive en una especie de caravana situada en un vertedero. Esos jóvenes prenden fuego a la caravana provocando la muerte del desgraciado. Rufino se había opuesto a esa demencial acción, pero por el barrio se expanden rumores que lo señalan como autor del homicidio. Ahora, con más urgencia que nunca, Rufino se ve obligado a escapar. El furibundo Ochoa lo busca sin tregua, y para averiguar su paradero realiza una redada en las alcantarillas, donde moran los niños y adolescentes indigentes y drogadictos. Un viejo loco, enajenado de características mesiánicas que deambula por la vecindad, le reafirma en su convicción de que debe encontrar a su padre para dejar atrás el desarraigo…

Comentario

Si bien la trama del film en sí suena harto prometedora, el desarrollo de la película lamentablemente no lo es tanto. En su estilo (y no sólo en su temática) recuerda demasiado a la colombiana “Rodrigo D: No futuro” (Victor Gaviria, 1995), y no logra convencer, enganchar ni mucho menos fascinar. No está ni mucho menos a la altura de las excelentes películas mexicanas sobre marginalidad urbana como las protagonizadas por el gran Ignacio López Tarso (“El Profeta Mimí” 1973, “Cayó de la Gloria el Diablo”, 1972 – ambas de José Estrada), o la buñueliana “Los Olvidados” (1950). Éstas últimas son obviamente clásicos inmortales, mientras que la cinta que nos ocupa, contemporánea, es de un estilo muy diferente. “De la calle” resulta menos insulsa y soporífera que “Rodrigo D”, debido a que hay más acción y más movimiento. Pero visionándola no se siente la emoción y la tensión que transmite, por ejemplo, la colombo-venezolana “Jairo el sicario” (1995, José Ramón Novoa) (ni la empatía con el protagonista); que tiene un argumento más sencillo pero al mismo tiempo cuenta con una profundidad mucho mayor.

FHP,2015

Anuncios

One thought on “De la calle – Gerardo Tort, 2001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s