Serie “Escobar, el Patrón del Mal” (Caracol TV, 2012)

https://fronterainformativa.files.wordpress.com/2012/05/escobar-el-patrc3b3n-del-mal.jpg?w=700

En la biografía que la viuda del acaudalado terrateniente boliviano (y exportador de cocaína) Roberto Suárez escribiera sobre su difunto esposo, puede leerse una curiosa anécdota:

Pablo Escobar y Roberto Suárez, que era quien le suministraba la mercancía, vieron juntos en 1983 la excelente “Scarface” (a.k.a. “El precio del poder”) de Brian De Palma en una sala de cine privada. Inmediatamente, Pablo se sintió identificado con Tony Montana (interpretado por Al Pacino), y advirtió las similitudes de su proveedor y socio con Alejandro Sosa (Paul Shenar). Efectivamente, el personaje de Sosa está inspirado en Roberto Suárez.

Si “Scarface” narra a modo de largometraje el ascenso y la caída de un gran capo de la droga (el ficticio Tony Montana), “Escobar, el Patrón del Mal” hace lo mismo en formato de teleserie (sobre un narco real) a lo largo de 113 trepidantes capítulos de aproximadamente media hora cada uno.

En varios países de Iberoamérica ha sido arrollador el éxito de ésta serie colombiana. La historia del controvertido Pablo Emilio Escobar Gaviria está retratada desde su infancia en los años ´50 y sus inicios en el mundo de los asuntos delictivos (empezó como ladrón de lápidas y contrabandista de tabaco) hasta su persecución, acorralamiento y muerte en 1993.

Retransmitida en Colombia en 2012, “El Patrón del Mal” está basada en el libro „La Parábola de Pablo“ de Alonso Salazar (ex-alcalde de Medellín), y presenta una visión bastante fidedigna de las andanzas del famoso bandido y de su compleja personalidad. Uno de los principales guionistas, Camilo Cano, es hijo de una de las víctimas de Escobar, el director del diario “El Espectador” Guillermo Cano.

https://i1.wp.com/receph.apextech.netdna-cdn.com/images/2012/09/21/556915_1.jpg

El actor Andrés Parra (izquierda) y el auténtico Pablo Escobar

Pablo Escobar está magistralmente interpretado por Andrés Parra, quien da vida al narcotraficante de manera sumamente fiel; tanto en su aspecto físico como en su voz y carácter.

Una peculiaridad de la serie es que cambia ligeramente los nombres de muchos de los personajes reales que aparecen en ella. Así por ejemplo, Carlos Lehder pasa a llamarse “Marcos Herber”, Virginia Vallejo se convierte en “Regina Parejo”, o los hermanos Ochoa, hijos de un rico ganadero y socios de Escobar en el negocio de la droga, son “los hermanos Motoa”. Roberto Escobar alias “el Osito” (quien por cierto escribió desde la cárcel un libro sobre su hermano Pablo) es “Alberto el Peluche”; el sicario Popeye (excarcelado el pasado año) pasa a ser “el Marino”; Rodríguez Gacha alias el Mexicano es “González Rocha alias el Mariachi”, y así sucesivamente.

Aparecen algunas situaciones ficticias, pero los acontecimientos más relevantes que se pueden ver en la serie sucedieron en realidad. Sólo unos pocos personajes fueron inventados por los guionistas, como es el caso de la prostituta Mireya, amiga de Pablo y hermana del Chili (el Pinina). Ésta parece no envejecer nunca, pues tiene el mismo aspecto cuando conoce a Pablo a principios de los ´70 que a finales de la serie (1993).

Pablo Escobar es sin duda un personaje sumamente polémico y lleno de contrastes (es un mérito enorme el de Andrés Parra haber interpretado a la perfección un papel tan complejo).

Generoso con los humildes e implacable con la oligarquía. Un “robin hood” paisa para unos, un terrorista asesino para otros. Muy amante de su familia, siempre preocupado por el bienestar de su esposa y sus hijos (lo que se convertiría en diciembre de 1993 en su talón de Aquiles). Pero cruel, frío y despiadado con sus enemigos (o con aquellos que consideraba como tales).

Pablo Escobar era consciente de que para ser realmente poderoso era menester también gozar de impunidad. Impunidad equivale a inmunidad, y viceversa. Por ello coqueteó durante años con la política, hasta finalmente darse cuenta de que ello era inútil (“la clase política colombiana es más corrupta que los propios bandidos”), dando inicio así una guerra sin cuartel entre su organización (el Cartel de Medellín) y el estado colombiano. Se trataba de luchar contra la extradición: “Preferimos una tumba en Colombia antes que una celda en los EEUU”. Escobar (y otros como Lehder) contemplaban el tráfico de cocaína hacia los EEUU como una herramienta, como un arma contra el imperialismo y los gringos (nunca se les habría ocurrido vender la droga para que fuera consumida en Colombia). “La cocaína es la bomba atómica de Latinoamérica”.

https://i0.wp.com/www.elespectador.com/sites/default/files/a1bb0c8bb1a08584df40161169c76423.jpg

Carlos Lehder y “Marcos Herber”

Carlos Lehder (de origen medio alemán y oriundo de la ciudad de Armenia, en el Quindío) fundaría un partido político de carácter soberanista, el “Movimiento Cívico Latino Nacional”, y un periódico, el “Quindío Libre”. Antes de ser detenido y extraditado, había formado un grupo guerrillero en la selva. En la serie (donde se llama Marcos Herber) le da vida el actor Alejandro Martínez, que tiene un notable parecido físico con él.

Pero Escobar o Lehder nunca se dieron cuenta (o se percataron demasiado tarde) de que estaban siendo utilizados por aquellos que decían combatir. Pues CIA y DEA son en realidad el poder desde la sombra que no solo tolera, sino además fomenta y controla el narcotráfico a escala global… Ésto no se dice en la serie – lo cual no es ninguna sorpresa, pues en ese caso “El patrón del mal” habría sido censurada o al menos no habría podido emitirse alcanzando a una audiencia tan amplia. También se omite, por cierto, la estrecha colaboración que Gonzalo Rodríguez Gacha “el Mexicano” (en la serie “el Mariachi”) y los jefes paramilitares hermanos Castaño (en la serie “hermanos Moreno”) tuvieron con los servicios secretos israelíes (que les surtían de armas y los entrenaban; véase el papel que jugó en Colombia Yair Klein).

La serie sobre Pablo Escobar lo tiene todo: drama, acción, intriga, amor, toques humorísticos, actuaciones brillantes, muy buena banda sonora… Siendo además una narración cronológica bastante veraz de la historia colombiana reciente. ¡Sumamente recomendable!

Tras haber sido emitida en varios países hispanohablantes a través de la televisión, puede ahora disfrutarse online en páginas como ésta. ¡No se la pierdan!

FHP, 2015

Anuncios

10 thoughts on “Serie “Escobar, el Patrón del Mal” (Caracol TV, 2012)

  1. (…) El primogénito del famoso narcotraficante, que en su exilio en Argentina cambió su identidad por la de Sebastián Marroquín, lanzó también fuertes críticas contra la serie ‘Narcos’, de Netflix, dirigida por el brasileño José Padilha.

    “Ellos deberían, primero, incluir capítulos para mostrar como la DEA (agencia antidrogas estadounidense) cobraba a mi papá ‘impuestos’ para permitir que la cocaína entrase en Estados Unidos a través del Aeropuerto Internacional de Miami”, afirmó Escobar, citado por EFE.”

    https://actualidad.rt.com/actualidad/190787-hijo-pablo-escobar-frank-sinatra-drogas-miami

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s